Últimas reseñas


miércoles, 4 de abril de 2018

El poder de Seis #2 ~ Pittacus Lore

¡Buenas tardes, Devoradores!

Vamos con una nueva reseña del reto anual. Esta vez se trata de El poder de Seis, segunda entrega de Los legados de Lorien, más conocida por ser la saga de Soy el Número Cuatro. La verdad es que este es de mis libros favoritos en esta historia. En la reseña os cuento por qué. ¡Vamos allá!


Título: El poder de Seis
Título original: The Power of Six
Saga: Los legados de Lorien (2)
Autor: Pittacus Lore
Editorial: RBA
Traducción: Daniel Cortés y Eva Girona
Género: Ciencia ficción
Páginas: 427
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-27201-09-5

HUBO UN TIEMPO
en que huíamos.

HUBO UN TIEMPO
en que nos escondíamos de ellos.

LAS COSAS HAN CAMBIADO.
Hemos descubierto que podemos defendernos.

PRONTO
deberemos enfrentarnos a nuestros enemigos.

PRONTO
deberemos estar unidos para luchar.

PORQUE AHORA
ellos están furiosos.

PORQUE AHORA
nuestras vidas están amenazadas como no lo habían estado nunca.

Deberemos luchar y deberemos ganar.

NO TENEMOS OTRA OPCIÓN.

OPINIÓN PERSONAL

"Me llamo Marina, pero no empezaron a llamarme así hasta al cabo de mucho tiempo. Al principio se me conocía solo como Siete, uno de los nueve guardianes supervivientes del planeta Lorien, cuyo destino estaba, y sigue estando, en nuestras manos. O, al menos, de los que quedamos. De los que seguimos con vida."

Vale, comenzamos con la historia. Tras el enfrentamiento contra los mogadorianos en Paradise y la muerte de henri, John tiene que huir, acompañado por Seis y Sam, convirtiéndose los tres en fugitivos y con fama de terroristas. Mientras huyen de lo que había sido su hogar, John y sus amigos tendrán que buscar un lugar seguro donde aprender a defenderse y buscar más pistas sobre el resto de la Guardia.

En otra parte del mundo, más concretamente el monasterio de Santa Teresa en España, Marina, o Número Siete, vive una vida aburrida como novicia. Adelina, su cêpan, ha decidido olvidarse de Lorien y consagrarse a la Iglesia, abandonando sus labores. Cansada de esperar a que vengan a matarla, Marina idea un plan para aprender a usar sus legados y para poder reunirse con John Smith, un chico que sale en las noticias y que tiene pinta de ser otro miembro de la Guardia.

Cada uno con un camino distinto pero con un objetivo común, los distintos lóricos deberán aprender a usar sus legados para defenderse de los mogadorianos. Ahora que comienzan a juntarse, el hechizo que los protegía ha caído y pueden morir sin seguir el orden. Deberán unirse para luchar y recuperar su planeta, así como vengar a sus compañeros y los cêpan caídos antes de que los mogadorianos ataquen con todo lo que tienen.

"—Estoy donde quiero estar —afirma Sam—. Esto es lo más alucinante que me ha pasado nunca. —Tras un silencio, me mira directamente a los ojos—. Además, eres mi amigo del alma, y nunca había tenido un amigo del alma.
—Yo tampoco —confieso.
—Venga, abrazaos ya —dice Seis. Sam y yo nos reímos."

Y esa es la historia de este volumen. esta vez, en vez de un único narrador, tenemos dos. Por un lado, está John, que nos narra su huida junto a Sam y Seis. Los tres están siendo buscados por la policía y se les acusa de la destrucción del instituto y de asesinar a varias personas, cuyos cadáveres estaban dentro del edificio. Mientras coches y helicópteros les persiguen, los tres buscan un lugar seguro donde descansar, entrenar y poder decidir su siguiente movimiento.

Por otro lado, tenemos a Marina, o Número Siete. Su huida de los mogadorianos hizo que, años atrás, ella y su cêpan Adelina acabasen en el monasterio de Santa Teresa, en España. Sin embargo, el paso de los años hizo que su guardiana se olvidase de su papel como antigua lórica, dejando a Marina sola a la hora de descubrir sus legados y su pasado.

Mientras que al primer grupo ya le conocemos, por lo que hay más acción y se va formando un vínculo entre los tres, en la historia de Marina se centran más en presentárnosla, enseñándonos cómo es, sus legados, su forma de pensar... Mientras John y compañía huyen y entrenar, Marina idea una forma de escapar del convento y unirse a ellos, ya que las noticias sobre John han sido una pista clara para saber que es otro miembro de la Guardia. 

Como dije al principio, es uno de mis libros favoritos porque se centra en Marina, mi personaje predilecto de la historia. Aunque es una chica amable, que nunca busca problemas, también tiene su carácter y siente una gran responsabilidad ante su deber como miembro de la Guardia. Hasta el momento, y sin ayuda de Adelina, Marina ha descubierto cuatro legados: ver mejor en la oscuridad, telequinesis, respirar bajo el agua y devolver vida a las plastas (un legado cuya función va mucho más allá de eso).

Por su lado, también vemos un avance a nivel emocional por el otro grupo protagonista. Con el paso del tiempo, los tres jóvenes ganan confianza y comparten sus secretos, así como su vida como fugitivos. Aunque John quiere a Sarah y le partió el corazón el tener que irse de Paradise, siente también un fuerte vínculo con Seis, a la cual Sam también ha echado el ojo. La chica, siempre fuerte y decidida, al final les cuenta su pasado a los chicos. No diré nada sobre ello, pero es lógico que ahora sea tan borde y desconfiada.

En la historia también aparecen más personajes que serán importantes en su cierta medida. Aunque el personaje al que conocen John y los demás no le puedo mencionar porque sale casi al final, si puedo decir que Marina conoce a Eli, una niña huérfana que llega al convento y que se encariñará con ella; y a Héctor Ricardo, el borracho del pueblo pero un hombre de buen corazón que no dudará en ayudarla cuando el peligro llegue.

Y creo que eso os contaré de este volumen. Me llama mucho la atención que, pese al ancho de estos primeros libros, las páginas pasan volando. La historia es muy dinámica, no tiene momentos lentos ni aburridos. Conocemos por fin a otro miembro de la Guardia, por lo que el equipo se va formando poco a poco. Además, cada vez hay más acción y más legados nuevos, por lo que hace que quiera saber más sobre los otros Guardianes. Pronto leeré la siguiente parte, así que atentos.

Lo mejor: El dinamismo y la aparición de Marina.
Lo peor: No he encontrado nada malo que sea relevante.

"Justo detrás de ella, enmarcada por uno de los paneles lisos de la vidriera del muro del fondo, veo una silueta oscura, observando desde fuera. La luz crepuscular me permite entrever a un hombre de pelo negro, grandes cejas y bigote poblado. Tiene los ojos puestos en mí; de eso no cabe duda. El corazón me da un vuelco. Ahogo un grito y retrocedo un paso. Todo el mundo se gira para mirar."

OTROS TÍTULOS

  
  

#1. Soy el Número Cuatro (reseña)
#3. El ascenso de Nueve (reseña)
#4. La caída de Cinco (reseña)
#5. La venganza de Siete
#6. El destino de Diez
#7. Somos Uno

NOTA


5/5
La Guardia comienza a unirse



1 comentario:

  1. Una saga que tengo muy pendiente, el primero está en mi estantería esperando. El problema es que como son tantos, pues da pereza ponerme. Aunque todo llegará.

    ResponderEliminar