Últimas reseñas


martes, 27 de marzo de 2018

El cielo roto #1 ~ Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina

¡Buenas tardes, Devoradores!

La verdad es que llevo mucho tiempo queriendo leer esta nueva historia de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina. Acostumbrado a su fantasía macabra, el libro anterior (El día del dragón) me dejó un poco destemplado. Me gustó bastante, pero yo quería volver a un mundo siniestro, como Rocavarancolia. Y Crónicas del Fin fue mi salvación jajaja.

Título: El cielo roto
Saga: Crónicas del Fin (1)
Autor: Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina
Editorial: Autopublicado
Género: Fantasía / Terror
Páginas: 60
Encuadernación: Digital
ASIN: B01MTCNSD9

Ha pasado mucho tiempo desde que los leviatanes irrumpieron en el planeta y lo cambiaron todo. La humanidad ha sido diezmada y la Tierra ahora es un erial, un infierno donde la vida no vale nada y la muerte no es lo peor que puede pasarte.

Adrastea (Adra para amigos y enemigos) recorre este mundo de terror en busca de monstruos a los que dar caza. Así es como sobrevive. Así consigue dinero para los hechizos de su lanzaensalmos y para pagar su habitación en Testamento, uno de los pocos bastiones que todavía ofrecen protección a lo que queda de la raza humana.

A Adra no le gusta mucho la gente, prefiere a su galgo, Winston. Un encuentro inesperado durante un día de caza los conducirá a ambos hasta las puertas de un antiguo búnker. Allí, bajo tierra, están sucediendo cosas terribles. Y por culpa de su galgo, a Adra no le va a quedar más remedio que descubrir de qué se trata.

OPINIÓN PERSONAL

"Levanta la mirada, aturdido. Hay una grieta en el firmamento. Un gran desgarrón en las alturas que cruza el cielo de parte a parte. La gente en las aceras grita y señala hacia arriba. El vagabundo está entre los coches, mirando hacia lo alto como una estatua congelada en una pose de pasmo. Varios conductores salen de sus vehículos, chillan.
«Quedaos dentro», acierta a pensar Alberto. No puede apartar la vista de la grieta. Sigue abriéndose allí arriba y algo parece moverse al otro lado. 
«Laura, ¿estás viendo eso?»."

De acuerdo, comenzamos un poco con la historia. El prólogo nos pone en antecedentes de qué ha pasado para que el mundo haya terminado convirtiéndose en un infierno lleno de seres monstruosos. Una inmensa grieta se abrió en el cielo, de la cual salieron los leviatanes: colosos inmensos cuyos cuerpos segregan toda clase de criaturas infernales.

Años después, el mundo ha cambiado completamente. Adra es una chica que vive de cazar monstruos y obtener recompensas. Durante una de sus expediciones junto a Winston, su galgo y fiel compañero, se encuentra con un destacamento de templarios que han sido abatidos por dos demonios. Haciendo uso de su maldición, la chica descubre que un grupo de templarios se encuentran en un búnker cercano. Con la esperanza que encontrar la venganza que busca, la chica se interna en el edificio, sin saber qué va a encontrar.

El rastro de muerte y magia la llevará a un descubrimiento que podría acabar con su vida. Siguiendo a Winston, el cual entra corriendo en la estructura, Adra deberá abrirse paso por oscuros y peligrosos pasillos buscando a los templarios y el origen de los terribles aullidos inhumanos que resuenan por el lugar desde los mismos cimientos.

"Estudió el lugar con Winston a su lado; la peste a putrefacción era insoportable. Por las pisadas y las huellas, Adra comprendió que se trataba de un grupo amplio, de entre quince y veinte efectivos. ¿Qué harían tan cerca de Testamento? Tenía que averiguarlo. Igual que tenía que averiguar si Absalón, el primado que guiaba la hueste que arrasó su pueblo, estaba con ellos. Era una posibilidad ínfima, ridícula y aun así…"

Y eso os contaré de la historia, aunque no puedo decir mucho más porque son pocas páginas. Este es el primer relato de la saga Crónicas del Fin, que serán cinco partes (las cuatro primeras podéis comprarlas en Amazon por un precio muy asequible). 

Nos encontramos en un mundo que ha sido devastado por los leviatanes, criaturas más grandes que muchas ciudades que flotan en el cielo, liberando de su cuerpo engendros que recorren el mundo matando y extendiendo el caos. Adra trabaja como cazarecompensas, matando monstruos a cambio de dinero y alojamiento en Testamento, una de las pocas zonas seguras que quedan. Sin embargo, la chica no es del todo normal: como le ha pasado a mucha gente, ella ha sido infectada por la oscuridad de los leviatanes y porta una marca; en su caso, una mano en carne viva con una habilidad maldita. 

Aunque los contaminados, o humanos marcados, no son monstruos, son tratados como tal y terminan siendo esclavos, víctimas en algún espectáculo o laboratorio o trabajando como guardaespaldas. Armada con un sable y un lanzaensalmos (una especie de pistola cuyos proyectiles son magia), Adra trabaja para un conde como cazadora de engendros.

La verdad es que comenzamos la historia sin saber nada de lo que ha pasado. Mientras seguimos a Adra y el rastro de los templarios, la chica va teniendo recuerdos sobre cómo el mundo cayó en la oscuridad, cómo sobrevive la gente y cómo ha cambiado todo. Muchos animales han muerto, la naturaleza ha quedado destruida por el paso de engendros y criaturas de pesadilla y existen los templarios, un grupo de personas interesadas en usar a los leviatanes para obtener poder (o eso he querido entender en este primer volumen).

La historia está narrada desde el punto de vista de Adra, aunque en tercera persona. Nos encontramos con una protagonista que arrastra mucho dolor a su espalda. Aunque es fuerte y ha desarrollado cierta sangre fría, también muestra sentimientos y arrepentimiento ante sus actos, algo que deja entrever a la chica asustada que se oculta en su interior. El único amigo que tiene el Winston, su perro, el cual es muy inteligente y acompaña a la chica en sus trabajos.

Y poco más os puedo contar. La verdad es que la historia me ha llamado mucho la atención, sobre todo por cómo explica que ahora la gente puede usar runas y artilugios mágicos (que imagino que deriven de alguna forma de los leviatanes). He de avisar que puede contener ciertas escenas un poco fuertes para algunas personas; fuertes en relación a sangre y derivados. Posiblemente compré la siguiente parte pronto, porque ya tenía ganas de una aventura así y me ha dejado con la miel en la boca al final.

Lo mejor: El entorno y la buena descripción del contexto.
Lo peor: Al principio es un poco confuso.

"Para los cruzados y otros muchos, ella era un monstruo, una criatura no muy diferente a los engendros que habían llegado a través de la grieta o a los seres que los leviatanes generaban de manera espontánea. No era cierto: los contaminados no eran monstruos, los contaminados eran, simplemente, gente con mala suerte, personas que, como la tierra que habitaban, se habían visto afectadas por la magia nociva que los colosos del cielo habían traído consigo."

OTROS TÍTULOS

   

#2. El dios en las alturas
#3. Testamento
#4. El ojo de la tormenta
#5. Réquiem 

NOTA


4,75/5
Los colosos del cielo han llegado




3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Pues de momento no me llama mucho la atención, me lo apunto por si en un futuro se me llega a apetecer.
    Me alegro mucho de que lo hayas disfrutado
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hooola hola, Rush!
    Ay, ¡no sabía que te hubieras leído los libros de Rocavarancolia! Me encantaron, y mira que me resistí a leerlos jajaja.
    Este pinta tan genial como esos. A ver si lo veo por la librería.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Muy fan de este autor, me hice con este primer tomo, pero aún no lo he leído. Iba a hacerme con el resto, pero me han comentado que van a sacar un libro con todos así que...ya veremos.

    ResponderEliminar