Últimas reseñas


viernes, 27 de septiembre de 2019

Los Muertos Te Están Buscando ~ Celia Añó

¡Buenas tardes, Devoradores!

Hoy os traigo una de las novedades de Insomnia Ediciones. Se trata de Los Muertos Te Están Buscando, una recopilación de relatos escrita por Celia Añó, en los que viviremos increíbles aventuras: águilas gigantes, dragones, fantasmas, demonios... siempre de la mano de la Bibliotecaria. ¡Comenzamos!

Título: Los Muertos Te Están Buscando
Saga: Autoconclusivo
Autor: Celia Añó
Editorial: Insomnia Ediciones
Ilustraciones: Celia Añó
Género: Relatos / Fantasía / Juvenil
Páginas: 298
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-12002-08-9


Existen mil mundos y todos tienen sus historias. De casas encantadas, brujas y dragones. De maldiciones y sirenas. Y todos estos cuentos han encontrado su hueco en una biblioteca muy particular. La Bibliotecaria es la encargada de custodiar estas historias. Sin embargo, tras tanto tiempo leyendo sus narraciones, ha empezado a sentir un deseo que no encaja en su corazón de metal.

Ella también quiere ser un personaje.

OPINIÓN PERSONAL

"En el centro mismo de la nada, ahí donde van a morir las historias y ni siquiera las libélulas saben regresar, había una Biblioteca. Como tal solo tenía el nombre. Podría haber sido una librería y nada habría cambiado, pero por ahí no solía pasar nadie y eso la Bibliotecaria lo sabía."

Generalmente, cuando hago la reseña de una antología suelo ir separando todos los relatos y explicando un poco su historia. Sin embargo, en este caso son muchísimos y al final todos tienen un eje común: la Biblioteca. Se trata de un lugar entre mundos, una gran estancia a la que llegan libros y cuentos de todos los universos, buscando un lugar en el que residir.

La Bibliotecaria, una mujer hecha de metal, quiere saber lo que es vivir esas aventuras que tanto lee. Amor, miedo, soledad, felicidad... Hay muchos enigmas sobre qué es ser humano, pero la mujer ansía algo sobre todas las cosas: compañía. Lo que menos espera es conseguir lo que se propone. Una niña humana, cuyo cuento ha llegado a su fin, podría ser la solución.

Mientras la niña decide qué hacer, los libros siguen hablando, gritando, susurrando... entre los pasillos de la Biblioteca, llenando la estancia de viajeros que están de paso. Pero estos visitantes no serán lo único anómalo. Algunos libros también sufren enfermedades, malformaciones que podrían afectar a otros. La vida de la Bibliotecaria no es aburrida.

"Ya no era tanto que Bita descubriera los secretos de su corazón, sino que acababa de cometer algo tan surrealista que no era crimen porque nadie había contemplado nunca aquella posibilidad.
Acababa de robar un personaje".

Vale, os explico un poco cómo está organizado este libro. Casi siempre vamos a encontrar un relato sobre una historia y, en el siguiente, otro de la Biblioteca. Además, el inicio y el cierre serán los relatos encargados de dar nombre al libro.

En el primer capítulo de la Biblioteca, conocemos a la Bibliotecaria y sus anhelos. Pese a ser un robot, su cuerpo de metal y engranajes siente curiosidad por saber qué es ser humano y lo que esto implica. Se siente sola en la gran estancia en la que vive, pese a la compañía de millones de libros. Sin saber exactamente la gravedad de sus actos, la Biblioteca "consigue" a su nueva aprendiz, Nasuade, una niña cuyo cuento iba a finalizar y terminó siendo rescatada por una coneja gigante llamada Bita.

Pero esta historia no será la única que tendrá repercusión en la vida de la Bibliotecaria. Tratos mágicos rotos, alienígenas en busca de ayuda, casas encantadas... Todos los libros que habitan en la Biblioteca son puertas a otros mundos, de los que a veces llegan visitantes inesperados que deciden dar un paseo por los pasillos antes de volver a su lugar. Sin embargo, el fin de las historias a veces causa la deformación de su libro, pudriéndolo o llenándolo de espuma para siempre. Estas anomalías son difíciles de tratar, y la Bibliotecaria solo puede aislarlos y, llegados al caso, quemarlos para que no afecten a los demás.

Lo que realmente llama la atención es la gran variedad de temas que encontramos en estos relatos. Por decirlo algunos: sirenas que se enamoran de la gran ciudad en vez de un humano, dragones devorados por sus presas, casas encantadas por sentimientos, plantas que crecen dentro de una chica, puertas que llevan a otros mundos, la policía bisexual, una chica que pierde su humanidad... Diversas historias con mensajes realmente duros a veces.

Encontramos historias que hablan de que no hay que tragarse los sentimientos, sino aceptarlos y decirlos en voz alta; que a veces las apariencias engañan; que cada persona ve las cosas desde otra perspectiva única; que a veces ser el centro de atención, sin pensar en los demás, les perjudica también a ellos; que el peligro puede llegar desde cualquier sitio... Muchísimos mensajes que realmente calan, ya que hay escenas descritas que son bastante impactantes.

Otro asunto que me ha sorprendido es la diferencia de tono entre historias. Algunas son tiernas, como cuentos para niños, mientras que otras son muy impactantes, con escenas viscerales y sangrientas que dan muy mal rollo. Y siempre en medio está la Bibliotecaria y todos los visitantes que irán llegando, como Etérea, una maga; Mau, un demonio dentro del cuerpo de un armiño; o el reflejo de Nasuade.

He de admitir que, tras acabar algunos relatos, no les veía el sentido o su impacto en la trama central. Otros me han gustado mucho, por lo que me daba pena que se acabaran y no saber más de ellos. Es lo que pasa al leer una antología, de ahí que tampoco sea un gran fan de ellas. De todos modos, es un libro que se merece ser leído, sobre todo por lo que transmite. Personajes que no se aceptan, que lo han pasado mal, que descubren algo nuevo al mirar el mundo con otros ojos... Merece la pena, de verdad. Y no podéis perderos las increíbles ilustraciones de Celia, siempre con su toque único. ¡Nos vemos!

Lo mejor: Los mensajes dentro de cada relato.
Lo peor: Algunos relatos no tienen sentido.

"Se sacó del bolsillo el cuento empapado y, tras un vistazo fugaz, lo depositó junto al otro. La espuma y la hiel se mezclaron con un borboteo pastoso. Tapó la caja y la devolvió a la última balda de la estantería. Aun así, le pareció seguir escuchándolo. Era como un lamento que insistía en arrastrar palabras sin voz."

NOTA



4/5
Bienvenido a la Biblioteca


2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No lo conocía en absoluto, pero parece muy interesante. Además, me has dejado intrigada con los relatos que parecen no tener ningún sentido.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hum...veo que destila mucha imaginación, pero entre que no soy muy fan de las antologías y que dices que hay algunos relatos muy explícitos, va a ser que paso.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar