Últimas reseñas


sábado, 28 de abril de 2018

Fireworks ~ Shunji Iwai y Hitoshi One

¡Buenas tardes, Devoradores!

Hoy vengo con una novela un tanto peculiar. Los que sois amantes de este tipo de historias, os habréis dado cuenta de que últimamente los cines emiten muchas películas de animación: Your Name, A Silence Voice... Y me dije: "Vas a ver Fireworks, así que ¿por qué no leerlo primero?" y eso hice jajaja. Esta reseña se publicará una semana después de que vea la peli, así que no podré comentar mucho.

Título: Fireworks
Saga: Autoconclusivo
Historia original: Shunji Iwai
Autor: Hitoshi One
Editorial: Planeta Cómic
Traducción: Karla Toledo Verlarde
Género: Ciencia ficción / Juvenil
Páginas: 175
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-91730-82-8

«Cuando se ven los fuegos artificiales desde un lado, ¿son redondos o planos?».

Norimichi queda con sus amigos para ir al faro de la localidad portuaria donde viven y ver los fuegos artificiales de verano desde un lado.

Ese mismo día por la tarde, Nazuna, una compañera de clase de la que está enamorado en secreto, le pide repentinamente que se escapen de casa juntos. Sin embargo, la madre de la chica los descubre y se la lleva, por lo que se ven obligados a separarse. Norimichi desea entonces que el día empiece de nuevo y poder recuperar a Nazuna.

Y así comienza una historia de amor llena de sucesos extraordinarios.

OPINIÓN PERSONAL

"Pasaba de un mundo en silencio a otro, el de la realidad, donde se oía la campana del instituto y el canto chirriante de las cigarras.
Ni que decir tiene que mundo solo hay uno. Pero ese verano conocí otro... No, no fue uno solo. Con ella pude experimentar varios: los mundos de los «¿y si...?»."

De acuerdo, vamos con la historia. Norimichi es un chico de sexto de primaria que vive en el pueblo costero de Moshimo. Aunque está enamorado en secreto de Nazuna, una chica de su clase que vino de la ciudad, no dice nada porque también le gusta a Yûsuke, uno de sus mejores amigos. Un día, mientras los chicos tienen la tarea de limpiar la piscina del instituto, la chica les reta a una carrera de natación. Si ella gana, tendrán que hacer lo que les ordene.

Al dar la vuelta en la piscina, Norimichi se golpea el pie derecho, por lo que pierde. Al llegar a la meta, se da cuenta de que su amigo y la chica han hablado de algo y ahora están raros. Sin darle importancia, Norimichi sigue su día sin saber cómo se cruzará su destino con el de de Nazuna. 

Sin saber cómo, Norimichi retrocederá en el tiempo hasta la misma mañana de ese día, pero el mundo ha cambiado. Con cada ¿y si...? que se pregunta, la realidad cambia para darle una respuesta. Pero ¿será capaz de vivir en ese nuevo mundo con Nazuna o deberá volver a la realidad y afrontar los hechos como lleguen?

"Nazuna se había mudado a Moshimo desde Tokio en quinto de primaria. Era totalmente diferente de las niñas que había visto hasta entonces. Yo era un niño y no entendía de estas cosas, pero tenía aires de ciudad, muy refinados. Su aura no se podía comparar con la de otras chicas; daba igual si llevaba uniforme o chándal."

La verdad es que la historia al principio me descolocó un poco. Comenzamos con que Norimichi pierde la carrera contra Yûsuke y Nazuna y ve cómo ambos tienen una conversación privada. Más tarde se entera de que la chica ha invitado a su amigo a ver los fuegos artificiales con ella. Sin embargo, Yûsuke se acobarda y es Norimichi el que tiene que dar la cara con él.

Cuando nuestro protagonista descubre que los planes de Nazuna van más allá de ver los fuegos, las cosas se complican. La chica, cargada con una maleta, está huyendo de su madre, que les encuentra en mitad de la calle. En ese momento, Norimichi coge una extraña esfera de cristal que la chica encontró en la playa esa mañana y la lanza con todas sus fuerzas, pensando qué habría pasado si él hubiese ganado la carrera. Ahí vivimos el primero de varios retrocesos en el tiempo hasta esa misma mañana, en la piscina.

Como personajes importantes, yo realmente creo que hay tres: Norimichi, Nazuna y Yûsuke. En la historia nos presentan al resto del grupo de amigos, así como a la profesora del instituto, a la madre de Nazuna y poco más. Si hablamos de Norimichi, es un chico bastante tranquilo, que sabe que su futuro estará muy influenciado con vivir en un pueblo pesquero, y que es un chico que está descubriendo aún el mundo de "las chicas". Nazuna, por su parte, es una chica muy complicada de entender, con cambios bruscos de humor que esconden a una chica asustada que solo busca huir y sentirse querida.

Aunque mientras lo leía estaba pensando ser muy crítico con la maquetación y diseño de la historia, al leer las notas finales del autor me he relajado. Como Hitoshi One explica, él no se veía escribiendo una novela porque él es guionista, de ahí que algunas escenas de diálogo sean un poco pobres respecto al lenguaje, haya muchos silencios en forma de puntos suspensivos y, algo que me ha matado, no hay espacios que separen los cambios de escena. La historia principalmente iba a ser una serie y él adaptó el guión; más tarde, le ofrecieron el escribir la novela y al principio lo rechazó.

La historia está narrada desde el punto de vista de Norimichi, que nos cuenta cómo solía observar a Nazuna, cómo vio cuando la chica encontró la extraña esfera en la playa, los momentos de déjà vu que tiene cuando el mundo actual sigue una línea semejante a una versión anterior... Pero también tenemos mini intervenciones de otros personajes, que ayudan a entender algunas situaciones y que están escritas en negrita para diferenciarlas de la narración principal.

La verdad es que es una historia que me ha sorprendido porque no sabía qué me iba a encontrar. He de admitir que el final me ha resultado un poco... soso, no he terminado de entenderlo del todo. Todo el tema del cambio de mundo está muy bien señalizado, se sabe cuándo está pasando, y los personajes son muy realistas; se nota que son chicos que se acercan peligrosamente a la adolescencia. Es una historia que se lee en nada, es muy breve, y la recomiendo si queréis una lectura ligera y con una historia tierna y emotiva.

PD: El tema de los fuegos artificiales viene de una conversación entre el grupo de amigos, que discuten si, al ver los fuegos artificiales desde un lado, se ven redondos o planos. Es una discusión que, aunque es una tontería, da mucho juego en la trama.

Lo mejor: La trama y los personajes.
Lo peor: El final.

"—¡Anda ya! —respondí con una media sonrisa. Al poner el pie derecho sobre el pedal, noté algo raro. «Parece que tengo algo en el talón...». Me llevé la mano al pie derecho y lo toqué ligeramente, pero no había nada. No sabía por qué había tenido esa sensación, así que me puse a darle vueltas a la cabeza."

NOTA


3,75/5
¿Los fuegos serán redondos o planos?




2 comentarios:

  1. Hola!! Ami me encantó la película de A silent voice, aunque no me he leído el manga y la historia de esta película también me llamaba bastante la atención aunque desconocía que tuviera un manga. Pero como he visto que te ha gustado tanto me lo apunto. Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Hum, no ho sé, hay cosas que tienen buena pinta, pero en general la trama no me termina de llamar la atención...Lo pensaré ;)

    ResponderEliminar