Últimas reseñas


lunes, 18 de septiembre de 2017

Cenizas #1 ~ Ilsa J. Bick

¡Buenas tardes Devoradores!

Hoy vuelvo con un libro al que tenía muchas ganas. Ya no me acuerdo si lo compré, me lo regalaron... Lleva demasiado en mi estantería jajaja. Al final me decidí porque me apetecía leer algo post-apocalíptico, así que no había mejor opción realmente. Voy con la ficha y os cuento un poco más.

Título: Cenizas
Título original: Ashes
Saga: Cenizas (1)
Autor: Ilsa J. Bick
Editorial: Nocturna Ediciones
Traducción: Carmen Torres y Laura Naranjo
Género: Ciencia ficción
Páginas: 512
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-939200-8-1

Cenizas se inicia con el viaje de Alex, una adolescente enferma que, tras haber perdido toda esperanza de recuperación, decide atravesar a solas los fríos bosques de Waucamaw. Pero por el camino se topa con un anciano y su nieta Ellie, una niña destrozada porque acaba de perder a su padre en la guerra de Irak. Justo cuando Alex está a punto de dejarlos atrás, un zumbido comienza a extenderse por el lugar y un fuerte dolor se apodera de Alex. Entonces todo se vuelve extraño: pájaros muertos llueven del cielo, el chirrido se intensifica, los aparatos electrónicos dejan de funcionar...

Cuando por fin el dolor cesa, el abuelo ha muerto y Alex está sola con Ellie. Y en el bosque se oyen disparos.

OPINIÓN PERSONAL

"—No uses ese tono de voz conmigo, Alexandra. Sólo tienes diecisiete años. Estás muy enferma y no eres lo bastante mayor como para saber qué es mejor en esta situación. La cabezonería y la autocompasión no son las respuestas.
Esto no las estaba llevando a ningún lado. Lo único que tía Hannah veía era a una huérfana de diecisiete años con un tumor cerebral del tamaño de una pelota de tenis que, finalmente, había cedido a la presión."

De acuerdo, os cuento un poco la historia. Alex, nuestra protagonista, es una chica que vive con su tía desde la muerte de sus padres. Para colmo, tiene un tumor inoperable en el cerebro que la va robando la vida poco a poco: perdió el olfato, y con ello muchos recuerdos, perdió fuerza en los brazos, ha vivido muchos tratamientos distintos que lentamente la han destrozado... Sin saber realmente qué hacer, Alex se va sola a los bosques de Waucamaw con las cenizas de sus padres, la pistola de él y suministros para una temporada.

Un día conoce a Jack y a su nieta Ellie, una niña que ha perdido hace poco a su padre y está furiosa con el mundo. Con ellos va Mina, una perra que estuvo en la policía y que fue adoptada por el hombre cuando fue jubilada. Mientras charlan, un potente pitido resuena en el aire. Los pájaros caen del cielo, los ciervos se despeñan, los tres comienzan a sangrar por la boca... Cuando todo acaba, comienza el desastre.

Sin saber exactamente qué ha pasado, Alex y Ellie comienzan a vagabundear por los bosques, sin saber los peligros que van a encontrarse. La gente se ha vuelto loca, los jóvenes se comen a los supervivientes y, extrañamente, Alex ha recuperado el olfato y las fuerzas, así como una nueva habilidad que la salvará la vida.

"En otra vida, podían haber sido una parejita haciendo un pícnic. Salvo porque estos chicos no estaban comiendo bocadillos.
Había también una mujer: una con pinta de abuela tumbada bocarriba, con la cabeza caída hacia atrás y la mandíbula desencajada. Unas gafas pendían de una cadenita hasta rozar el suelo. A jugzar por los chorros de sangre seca de su mejilla derecha, le faltaba el ojo de ese lado.
Y la garganta."

Y eso os contaré. Vale, os pongo el contexto. Cuando el pulso electromagnético se produce, tiene una serie de efectos: la gente adulta muere, salvo los que son mayores de sesenta; los adolescentes cambian, volviéndose salvajes y caníbales; y todo aparato electrónico deja de funcionar. Además, hay casos más concretos como el de Alex, cuyo olfato se potencia y la permita saber lo que siente la gente. Sin saber si va a cambiar o no y si el tumor ha desaparecido, la chica decide cuidar de Ellie, la cual no se lo pone fácil al principio porque tiene un carácter fuerte.

Como veis, no son zombies en sí lo que salen en el libro, si no adolescentes con una nueva dieta basada en carne humana y el cerebro frito. ¿Por qué Alex no ha cambiado como ellos? Para saber eso tendréis que leer el libro, pero solo decir que no es la única adolescente que no se ha convertidos en fan de la carne humana.

La historia está contada en tercera persona pero siempre sigue el transcurso de Alex. Sabremos lo que siente y piensa la chica, lo que nos ayuda a entender cómo ha sufrido el tema del tumor, cómo se ha sentido, su odio a la gente que la mira con pena, el miedo a que el tumor siga estando ahí y que vuelva a la carga en cualquier momento... Su objetivo principal es sobrevivir y cuidar de Ellie, que rápidamente se convierte en su único contacto con el mundo real. Después habrá más personajes, como Tom, otro chico que no ha cambiado y que es del ejército.

Vale, he de decir que las escenas de chicos salvajes devorando a alguien están bastante detalladas y son sangrientas, pero son muy pocas. Me gusta mucho el asunto del super olfato de Alex, y han dado una supuesta explicación que me ha interesado bastante. Además hay otro factor, que es que todos los perros se sienten atraídos por ella. La adoran, directamente. Y eso aún no lo han explicado. También comentar que hay cierto componente romántico que se acentúa sobre todo en la segunda mitad del libro, algo que no me ha convencido del todo.

A lo largo de la historia van explicando qué ha pasado, por qué se han producido esos efectos... pero me falta saber quién lo ha hecho. También dan hipótesis de por qué algunos adolescentes cambian y otros no, así como que la gente anciana no muera. Espero poder hacerme con el segundo pronto, porque es una historia que me ha enganchado muchísimo y me ha dejado con demasiadas intrigas.

Lo mejor: Las explicaciones y el contexto, así como la velocidad de la trama.
Lo peor: El factor romántico en la segunda mitad.

"Se detuvo de pronto y olisqueó. Qué raro. Otra vez ese extraño olor a chamusquina, más intenso y, curiosamente, dulzón. A lo mejor ya llevaba un rato así y ella había estado demasiado ensimismada para darse cuenta o quizá ya se había acostumbrado a él. Pero ahora sentía —olía— algo más. Inspiró hondo y se estremeció al percibir aquel hedor terrible y casi como de otro planeta."

OTROS TÍTULOS

 

#2. Sombras
#3. Monstruos

NOTA

5/5
Prepárate para sobrevivir



2 comentarios:

  1. Me alegro de que te haya gustado, yo la verdad es que me planteé empezar la trilogía, pero tengo tantas pendientes que siempre acaba la última entre mis prioridades >.<

    ResponderEliminar
  2. Uf, era un libro que me apetecía, pero eso de que haya un par de escenas muy explícitas me echa para atrás...Lo pensaré :/

    Saludos de,
    una Laura de estómago débil.

    ResponderEliminar