Últimas reseñas


domingo, 15 de octubre de 2017

SANDERS #0.5 ~ Marcos Nieto Pallarés

¡Buenas tardes Devoradores!

Hoy comenzamos con una nueva colaboración por parte de Marcos Nieto, un autor ya cotidiano en el blog. Su nueva novela, SANDERS, es la precuela de El asesino indeleble, el primer libro que reseñé de él. Y sin más que decir, ¡comenzamos!

Título: SANDERS
Saga: El asesino indeleble (0.5)
Autor: Marcos Nieto Pallarés
Editorial: Autopublicado
Género: Policíaca
Páginas: 137
Encuadernación: Digital
ASIN: B075Z7CKC3

Dos asesinos.
Dos modus operandi.
Dos agentes de la ley siguiéndoles la pista: Jeff Sanders y Dan Patterson.

El mal pondrá en jaque a sus almas.
No advierten que el auténtico enemigo aguarda entre las sombras.

‘El asesino indeleble’ ha iniciado su plan.
El ocaso del detective se acerca.

Te dejo aquí una pregunta, lector, para que la contestes una vez terminada la obra: ¿QUÉ HABRÍAS HECHO TÚ DE ESTAR EN EL PELLEJO DE JEFF SANDERS?

OPINIÓN PERSONAL

"Las cintas policiales que custodiaban la entrada nos obligaron a caminar. Nos vino bien airear las ideas antes de hallar uno de los escenarios más atroces de nuestra carrera; resultó un buen bálsamo previo a la lucha. 
Un agente nos condujo al final del camping por una zona habilitada para la policía. No vi a un solo residente durante el trayecto; supuse que les habían confinado en sus «hogares». Tampoco me importaba. Estaba allí para atrapar a un asesino. Lo demás carecía de importancia."

Comenzamos con la historia. Debido a un incidente en un caso recién resuelto, el detective Jeff Sanders debe ir a terapia. Mientras le describe al psicólogo el caso y cómo las pruebas le llevaron al criminal, otro caso capta su atención.

Se ha hallado a un hombre sobre un tocón de madera y con el cuerpo destrozado. Para más tensión, una frase sacada del via crucis acompaña al cadáver. Antes de poder investigar mucho más, un nuevo cuerpo aparece, representando la segunda estación del via crucis. 

Sin ninguna pista que les pueda abrir el camino, Sanders y Dan, su compañero, se mentalizan para tener una carrera contrarreloj con el asesino, ya que la única hipótesis que tienen es que habrá catorce asesinatos, cada uno representando una estación del via crucis.

"—¿Qué sentiste? 
—¿Cuándo? 
—Tras las explicaciones de Stevens. 
—Rabia, pena, impotencia…, y unas ganas terribles de atraparle, y más de hacérselo pagar. 
—No crees que la justicia cumpla con su cometido, ¿verdad? 
—Cuando una mente está enferma, solo el dolor es castigo. —Saqué la petaca y sorbí un largo trago de whisky; sin pudor, sin retraimiento."

Y mucho más no puedo contaros, ya que el libro, aunque muy entretenido, se me ha hecho breve. Nos encontramos dos casos: el del presente, que sigue las estaciones del via crucis; y el del pasado, que es narrado por Jeff en el psicólogo ya que tratan de encontrar el porqué de su reacción final ante el asesino, lo que le llevó a tener que ir a terapia.

Como siempre, nuestro protagonista cumple con las perspectivas que nos presentaba en El asesino indeleble. Es un detective arisco, irascible, con un problema con el alcohol y un terrible pasado que casi le lleva a la muerte. También tenemos como narrador a Dan en un par de capítulos, en los que vemos que es un hombre quemado por su trabajo y que tiene miedo de perder a su familia.

A lo largo de la trama tenemos momentos en los que los narradores se plantean muchas cosas. Se tratan temas de religión, amor, mentes perturbadas y la importancia de la familia. Como nos intercalan a ambos narradores, podemos ver la opinión de cada uno. Cuando tenemos un cambio de historia (pasado, presente, mismo tiempo en otro lugar) se avisa, por lo que no hay problema para perderse.

En general, es una historia que nos ayuda a conocer un poco más al detective Sanders, así como la historia del pasado que le hice ser como es, alejando a los demás para no hacerles daño. También vemos el enlace con El asesino indeleble, aunque ya es al final. Aunque el caso del pasado avanza muy rápido porque Jeff solo lo está rememorando, el caso del presente engancha desde el principio por la ausencia de pistas y la velocidad con la que los cadáveres se amontonan. De nuevo, Marcos Nieto vuelve a sorprenderme con esta precuela.

Lo mejor: La investigación y la tensión.
Lo peor: Se hace demasiado breve.

"—Está loco de remate —quejumbró Jeff alzando el brazo con la intención de alertar al camarero, que no percató su ademán—. ¿¡Tanta parafernalia para una puta frase!? ¡Podría habernos enviado un email! 
—Es lo que tienen los asesinos que dibujan con sangre y meten Biblias en estómagos…, suelen estar mal de la cabeza."

OTROS TÍTULOS 


#1. El asesino indeleble (reseña)

NOTA


5/5
El detective Sanders regresa de nuevo


3 comentarios:

  1. Hola Rush! Me alegro mucho que lo hayas disfrutado ,besitosss

    ResponderEliminar
  2. Holaaa
    No soy mucho del género, así que lo voy a dejar pasar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. He oído hablar bien de este autor, espero darle pronto una oportunidad. Me alegro que te haya hecho disfrutar tanto este segundo libro.
    Por cierto, te dejo por aquí este sorteo, por si te interesa:
    https://erasejm.blogspot.com.es/2017/10/sorteo-lectura-conjunta-el-nino-pajaro.html

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar