Últimas reseñas


sábado, 19 de agosto de 2017

Representación literaria

¡Buenas tardes Devoradores!

Hace tiempo que no preparaba un debate. No siempre hay tema del que hablar (sobre el que quiera dar mi opinión, al menos), pero esta vez es distinta. Era esto o estudiar, así que vamos con el asunto. Hace "poco" hubo una entrevista a Laura Gallego, una conocida escritora de literatura juvenil, y cuando comenzaron a hacerla preguntas, un poco de todo, algunas respuestas causaron polémica, aunque la autora por lo que he visto por ahí no quería decir lo que algunas personas entendieron.

El eje de la... "problemática" vino cuando, en una de las preguntas, salió el tema de los personajes representantes del colectivo LGTB. Aunque no he escuchado la entrevista (pero tengo ganas de hacerlo, así que en cuanto encuentre un hueco), hay frases literales por las redes sociales. Una de las respuestas fue que ella no iba a "meter personajes por meterlos". Aquí ya empezó la polémica. Otra frase de ella fue: "Yo ya incluyo personajes LGBT. No descarto darles más protagonismo. Pero lo haré a mi propio ritmo. Pues primero quiero contar una historia", la respuesta que más problemas dio.

Vale, yo os voy a dar mi opinión sobre estas frases en lo que dijo ella después defendiéndose. La idea tras estas palabras no era menospreciar a estos personajes; ella lo que defendía era que meter personajes representativos de X colectivo no debe ser una imposición. Si un personaje es gay, negro, asexual... es cosa del autor y porque le gusta cómo queda en la historia, no debe meterse a presión, porque así muchas veces aparecen personajes que la gente dice que "no encajan". 


Otro de los aspectos que quería tratar fue que, a raíz de esto, la gente empezó a quejarse de que en los libros los protagonistas siempre eran blancos, heteros... y que no representaban a la sociedad. Los que me leéis sabéis que soy gay y que, cuando hay romántica chico-chico en los libros, me gusta. Pero no por ello necesito ni quiero que haya un gay en cada maldito libro que leo. Algunos sabéis que escribo y tengo un par de historias por ahí y, aunque no soy profesional, puedo decir que un autor puede crear a su protagonista como le salga de la... nariz. Y si además hablamos de una historia con romántica, en la mayoría de los casos la gente está de acuerdo en que, para poder dejarte llevar al escribirla, es mejor que tus gustos se asemejen al del personaje protagonista (digo la mayoría de los casos, hay gente que dice que no o que da igual).

Con esto no digo que reniegue de esa representación literaria, pero tampoco la pido. Si los autores quieren hacerlo, que lo hagan. Si quieren seguir con su tipo de personajes, igual. Si el protagonista me gusta, me cae bien, empatizo con él... por mí como si le gusta comer gusanos o tiene una obsesión con las uñas de los pies. Estamos perdiendo de vista la perspectiva de que también la historia es importante, no solo el protagonista y lo que representa. La sociedad ha llegado a un punto en el que los colectivos, hablo de todos, buscan ataques donde no los hay, atacando ellos con la palabra "igualdad" en la boca pero buscando más bien una supremacía. Yo, por ejemplo, no me siento representado por el colectivo LGTB. No necesito un día al año para demostrar mi Orgullo, al igual que tampoco lo tiene la gente hetero. ¿Buscáis igualdad? Pues ahí ya estáis poniéndoos por encima. 

Y creo que voy a ir cortando ya antes de calentarme jajajaja. Yo os doy mi opinión. Los que tengan otra lo respeto, este es un mundo con libertad de ideas y cada uno lo ve de una forma. Esta es la mía. Y si alguien se siente ofendido, pues lo siento, pero no voy a retractarme de mis ideales.

Bueno, tensiones aparte, espero que hayáis disfrutado de este pequeño debate. No dudéis en dejarme vuestras ideas en los comentarios. ❤ 





5 comentarios:

  1. Yo entendí lo que la autora quiso decir, justamente porque estoy más o menos en su misma posición (autora cis hetero caucásica de clase media en un país con mayoría caucásica; encima, por aquí la gente no habla mucho de su orientación sexual en conversaciones con desconocidos). He estado pensando mucho sobre el asunto, y creo que la palabra "representación" no es la adecuada. Me da que deberíamos cambiarla por "normalización". Esto voy a tener que explicarlo mejor en una entrada de mi propio blog (que va a ser muy larga), pero los escritores nos inspiramos en lo que vemos y en la gente que conocemos. Algunos podemos "forzar" el proceso de crear historias y decir "voy a escribir una novela exactamente así", pero en general es algo intuitivo, y a veces "no sale" incluir tal o cual tipo de personaje en forma orgánica. El problema es que esto se da, en parte, por algo tan simple como... ¡la costumbre! O sea, los libros con los que crecimos, las películas y las series de TV. Recién ahora se está luchando activamente contra la invisibilización LGTBI. Y muchos autores lo estamos haciendo a propósito y por cuenta propia. O sea, yo misma tengo amigos y amigas con diferentes orientaciones sexuales, y no me hablan mucho del tema o incluso han tardado meses en contármelo (y quién sabe cuánta gente habré conocido que ni siquiera me ha dicho que no es hetero, por falta de confianza). ¿Entonces? Pues me toca salir a buscar la información yo misma. ¿Cuáles son los estereotipos que molestan? ¿Cómo manejar los romances en sociedades inspiradas en la vida real? (o sea, con discriminación). ¿Qué problemas enfrentan a diario? ¿Cómo es que se complican las relaciones con familiares homofóbicos/transfóbicos/etc.? Y si la historia NO gira alrededor de estas cuestiones, todavía queda cómo incluir la diversidad sexual sin que parezca que estamos siendo políticamente correctos. Si yo escribo una historia sobre, no sé, un cazador de monstruos espaciales, y lo hago homosexual, y en la historia no pasa nada que tenga que ver con el asunto, a unos les va a parecer bien pero otros se van a quejar de que para qué lo dije si luego no pinta para nada en la trama. No sé si me explico, porque hasta yo me hago lío :-D De todos modos, tengo planificadas unas cuantas historias donde la inclusión entra naturalmente, así que ahora sólo estoy cruzando los dedos para que gusten. En fin, gracias por esta entrada, me deja bastante tranquila. ¡Saludos desde Uruguay!

    ResponderEliminar
  2. "Era esto o estudiar" xD Me matas...jajajaj
    En fin, un debate muy interesante, como siempre.
    "por mi como si le gusta comer gusanos o tiene una obsesión con las uñas de los pies" Esto...a mí no me convencería xD
    Sobre Laura Gallego: yo tampoco veo de dónde salió tanta polémica, lo que dijo yo no lo entendí para mal, es lo que tú dices, no hay que forzar a los personajes o añadir personajes así solo para quedar bien.
    Ahora con el que discrepo un poco es con Gissel. Creo que un cazador de monstruos puede ser homosexual sin que la trama gire entorno a su orientación sexual. "para qué lo dije si luego no pinta nada" pues porque el personaje era así y punto, como si dices que tiene el pelo rubio y luego eso no tiene la menor importancia.
    Creo que es necesario que haya más personajes LGTB, pero no sobre el drama de ser uno de ellos, sino normalizarlo.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que puede no tener importancia que el cazador de monstruos sea homosexual, pero seguro que ALGUIEN se va a quejar si no pinta para nada en la trama, y va a decir que lo mencionaron solamente para quedar bien. Mi punto en esa parte era que es imposible complacer a todo el mundo, nada más :-)

      Eliminar
    2. Entiendo, entonces sí, seguro que habría gente que diría eso ;)

      Eliminar