Últimas reseñas


sábado, 3 de marzo de 2018

El arquitecto de la canción #1 ~ A. G. Howard

¡Buenas tardes, Devoradores!

Aquí regreso con una nueva colaboración editorial, en este caso con Oz, algo que todavía no me creo. La verdad es que este libro me llamó la atención primero porque la autora es la de la saga Susurros; segundo, porque tiene una ambientación victoriana con toques góticos. Aunque no ha sido lo que esperaba, tampoco ha sido una mala lectura.

Título: El arquitecto de la canción
Título original: The Architect of Song
Saga: Corazones embrujados (1)
Autor: A. G. Howard
Editorial: Oz Editorial
Traducción: Mar López Contreras
Género: Romántica / Juvenil
Páginas: 379
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-16224-80-7


Juliet Emerline es una joven sorda que se gana la vida cosiendo en su casa, en la Inglaterra victoriana. Un rico arquitecto, Nicolas Thornton, desea comprar la finca en la que vive Juliet, pero la joven se niega. Una noche, se le aparece Hawk, el fantasma de un noble inglés, que canta una melodía que solo ella puede oír.

Hawk acusa a Thornton de su muerte. Cuando Juliet decide ayudarle en su venganza, descubre que nada es tan sencillo: Thornton despierta su lado más sensual, mientras que Hawk y sus canciones conmueven su espíritu. Pronto será demasiado tarde para su corazón...

OPINIÓN PERSONAL

"El aroma de la flor se mezcló con la leña carbonizada. Desbordada por el deseo de volver a oír aquella melodía una vez más —si es que era posible—, extendí la mano, salpiqué el suelo de agua, y toqué un pétalo plateado con las yemas de los dedos. Mi cuerpo se tensó cuando la canción renació al instante.
El hombre —o espejismo— emergió poco a poco en un rincón, apoyado contra el armario y, de nuevo, se cubría las orejas con las manos."

Comencemos con la historia. Juliet Emerline es una joven que acaba de perder a su madre. Cuando era pequeña, una enfermedad le arrebató la audición y a su padre, por lo que vive bajo una máscara: ayudada por su tío, Juliet ha aprendido a leer los labios para fingir que no es sorda. Tras el funeral de su madre, la joven decide pasear por el cementerio sola cuando se cruza con un hombre cuyo comportamiento la asusta.

Cuando el extraño se marcha, Juliet ve algo ante la tumba en la que estaba el hombre: una flor de plateados pétalos. Sin dudarlo, se lleva la flor a casa, donde ocurre algo increíble: al tocar uno de sus pétalos, un hombre, o fantasma, aparece ante ella cantando una nana que la joven puede escuchar. Aunque al principio no se lo cree, pronto surge la amistad entre ambos. Sin embargo, Hawk, el fantasma, no sabe nada de su pasado. Lo único que está claro es que tiene relación con Nicolas Thornton, el hombre al que Juliet vio en el cementerio y el arquitecto que quiere comprar su casa.

Dispuesta a ayudar a Hawk a obtener respuestas, Juliet comienza una mentira que la llevará a la mansión del arquitecto, donde fingirá ser una aspirante a esposa mientras busca información sobre la muerte de Hawk y por qué esta está relacionada con el noble. Sin embargo, Juliet se verá arrastrada a un tira y afloja entre ambos hombres, mientras su corazón se agrieta con cada verdad descubierta.

"La desconfianza tiñó la voz de Hawk mientras traducía la explicación de la criada. Su atención se detuvo ante un retrato más grande que el tamaño natural de una belleza romaní, con un vestido colorido y unas largas trenzas marrones entrelazadas con cintas rojas, que ocupaba la mayor parte de una de las paredes.
—Sus ojos... Conozco esos ojos."

Y eso os contaré de la historia. Vamos a hablar un poco de los personajes. Juliet, nuestra protagonista, es una chica atormentada por su sordera. Debido a que quedó en dicho estado por una enfermedad, sabe lo que es el sonido y, tristemente, está olvidando la voz de su madre cuando le cantaba de pequeña. La llegada de Hawk será un soplo de aire fresco a su dolor, aún latente tras la muerte de su madre.

Con Juliet viven Enya, una joven que fue acogida por los padres de Juliet y que es su sirvienta y mejor amiga; y el tío Owen, el hermano del padre de Juliet y que estaba enamorado secretamente de la madre de la joven. Temiendo que la tachen de loca debido al dolor por la pérdida, Juliet guarda el secreto de la existencia de Hawk. Aunque al principio no entienden por qué puede verle, el factor principal es evidente: solo aparece si toca un pétalo de la flor y cada pétalo muere si se alejan mucho o si se acercan demasiado el uno al otro.

Más tarde conocemos al señor Thornton, cuya visita deja clara su relación con Hawk en cuanto Juliet le conoce en persona. De primeras, la joven le odia por querer adueñarse de su hogar, donde guarda muchos recuerdos, y su tío no se lo pone fácil. Por problemas económicos, la chica deberá dejarse cortejar y, posiblemente, casarse con él. Se lo presentan como una gran oportunidad, ya que ningún noble quiere a una mujer sorda. 

La verdad es que el triángulo amoroso que surge después me parece un poco precipitado. Juliet ya tiene una edad a la que el cuerpo pide ciertas cosas, pero me ha parecido muy rápido todo. Además, el tira y afloja entre ambos hombres (solo Hawk sabe de Nicolas, no viceversa) hace que la chica se pase llorando medio libro al no saber qué decidir.

Aunque ese aspecto no me ha gustado, sí que tengo que darle puntos a la investigación. Las respuestas sobre el pasado de Hawk van llegando poco a poco en forma de piezas de rompecabezas, generando muchos giros argumentales cuando una verdad cambia completamente la hipótesis que habían pensado la chica y el fantasma. 

La historia avanza a distintos ritmos dependiendo de la parte del libro en el que estemos. El principio se me hizo bastante lento, pero luego coge velocidad y empiezan a llegar respuestas por todas partes. Los personajes tienen personalidades bastante realistas y muy bien trabajadas, de ahí que sea muy fácil empatizar con ellos.

Es una historia que, pese al triángulo amoroso algo exagerado, me ha gustado bastante. El comienzo, como he dicho, es ciertamente lento, pero luego coge dinamismo y avanza a buen ritmo. No sé cómo seguirá la siguiente entrega, ya que me ha parecido que es un final bastante cerrado, por lo que investigaré un poco a ver si hay sinopsis en inglés (ya lo he mirado, son historias distintas). Si os gustan las historias románticas en un ambiente victoriano, este es vuestro libro.

Lo mejor: La investigación.
Lo peor: El triángulo amoroso.

"—¿Qué ha sucedido hoy entre los dos?
Seguí sin dirigir la mirada hacia su rostro. Con la mente en blanco.
—Puede que sea capaz de tocarla —gruñó Hawk—, pero no puede hacerse un hueco en el frío silencio que una vez envolvió cada minuto de su vida. Por muy arquitecto que sea, no puede construir un puente de sonido para usted. Solo yo puedo."

OTROS TÍTULOS


#2. The Hummingbird Heart
#3. The Glass Butterfly
#4. The Artisan of Light

NOTA


3,5/5
Un amor entre la vida y la muerte


3 comentarios:

  1. ¡Hola!

    De esta autora tengo más de un libro pendiente pero no me termino de animar. La verdad es que este libro tampoco es que me llame la atención del todo así que creo que lo terminaré dejando pasar...

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. La portada me había conquistado, pero tu explicas muy bien de qué va, y aunque la protagonista me parece interesante, estoy cansada de triángulos amorosos, así que no me dejas convencida :/

    ResponderEliminar
  3. Hola! He conocido tu blog a través de la iniciativa “Seamos seguidores” de la que también formo parte, tienes un seguidor más, te invito a pasar por el mio. Nos vamos leyendo.
    http://loqueescondemiestanteria.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar