Últimas reseñas


domingo, 18 de junio de 2017

El guante de cobre #2 ~ Holly Black y Cassandra Clare

¡Buenas tardes Devoradores!

Hace tiempo que leí La prueba de hierro, con toda esa polémica de que se parecía demasiado a Harry Potter y demás cosas que casi me quitaron las ganas de leerlo. Pero, cuando lo acabé, me forjé una opinión propia, en la que no era una copia de HP y me gustaba. Así que, por fin, pude leer El guante de cobre, la segunda entrega. ¡Vamos allá!

Título: El guante de cobre
Título original: The Cooper Gauntlet
Saga: Magisterium (2)
Autor: Holly Black y Cassandra Clare
Editorial: Destino
Traducción: Patricia Nunes
Género: Fantasía
Páginas: 256
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 978-84-08147-44-2


De vuelta a la escuela Magisterium tras las vacaciones los problemas de Callum se intensifican. El Alkahest, un guante de cobre, es capaz de quitar sus poderes a los magos, ha sido robado. Y en la búsqueda del culpable, Call y sus amigos, Aaron y Tamara, llaman la atención de unos enemigos muy peligrosos y se acercan a una verdad aún peor.

OPINIÓN PERSONAL

"Estrago se levantó de un salto, y sus uñas repicaron sobre el linóleo mientras se dirigía a la puerta. Call sonrió. Sabía que sentir una extraña devoción por una bestia caotizada le daba un montón de Puntos de Señor del Mal, pero no podía arrepentirse de haberse quedado con el lobo."

De acuerdo, veamos dónde acababa la primera historia. Nuestros tres protagonistas, Call, Aaron y Tamara, terminaron el primer curso en el Magisterium superando su primera puerta. Sin embargo, no todo fue como estaba planeado: Aaron resultó ser un makaris, un mago capaz de controlar el caos; y Call, a espaldas de sus amigos, descubrió que era Constantine Madder, el Enemigo de la Muerte, o lo que quedaba de él.

Su primer verano lejos de la escuela es un infierno. Alastair, su padre, odia a Estrago, un lobo caotizado que no actúa como tal y que adora a Call. Además conoce el secreto de Call. Cuando su padre intenta hacer un experimento, Call se verá forzado a huir de casa, buscando un lugar seguro con sus amigos antes de volver al Magisterium.

Pero el curso no sigue como esperaban. Alguien ha robado el Alkahest, un guante que puede arrancarle el poder del caos a un makaris y matarle. Todos creen que han sido los aliados del Enemigo, pero Call sabe que ha sido su padre, con la idea de arrancarle el alma de Constantine de su interior, aunque su hijo pueda morir. Sin querer que su padre sea capturado y ejecutado, Call huye de la escuela con sus dos amigos y Jasper, un compañero de clase que, por ciertas circunstancias, se ve forzado a acompañarles.

"Aaron alzó la mano. Hilos de oscuridad le fueron surgiendo en espiral de los dedos. Tenía las cejas fruncidas en un rictus de concentración. Tendió la mano...
Estrago comenzó a ladrar como un loco y sobresaltó tanto a Call como a Aaron. Call vio el momento en que Aaron perdía la concentración y cómo las sombras se le desvanecían de los dedos."

Y eso os puedo contar de la trama. Aunque el primero se comparaba con HP, como he dicho al principio, este segundo libro marca la diferencia. Apenas tienen lugar clases, ya que los tres jóvenes magos se van del Magisterium apenas comenzado el curso. Call, nuestro protagonista, no deja de darle vueltas a lo que le contó el Maestro Joseph: que el alma de Constantine, el Enemigo de la Muerte, estaba dentro de él, esperando. No se atreve a contárselo a sus amigos, porque él es el Enemigo que se supone que Aaron ha de detener como nuevo makaris.

Para colmo, su padre quiere usar el Alkahest para "separar" el alma de Constantine de su cuerpo, sin saber muy bien qué pasará al hacerlo. Por ello, Call comenzará una carrera contrarreloj para impedir que su padre se reúna con los esbirros del Caos y les de el guante robado. Por el camino, tendrán que lidiar por Jasper, el compañero de clase más odioso que existe y que ha sido "secuestrado" para que no delatase al grupo. Los chicos deberán superar varios obstáculos, como viajes en un coche medio roto y enfrentamientos contra elementales sangrientos, con el fin de salvar al padre de Call e impedir que cometa una locura.

Como en la historia anterior, la trama gira en torno a Call aunque en tercera persona. Nuestros protagonistas tienen unos trece años, pero vemos una madurez previa que han sido forzados a desarrollar. Con el peso de su poder, Aaron se ha vuelto más serio; Tamara solo busca salvar a sus amigos, aunque tenga que romper promesas; y Call tiene una lista en la cabeza de cosas que haría y no haría un Señor del Mal.

Vemos un poco más el uso de la magia del caos, uno de los seis elementos que aprenden en el Magisterium y que muy pocos pueden usar. Como os he dicho, en este apenas se cuenta nada de las clases, no como en el primero, que ocurría casi todo en la escuela.

En general, es una historia que me ha atrapado mucho más que el primer libro. Vuelvo a resaltar los dibujos al comienzo de cada capítulo, que nos muestran una escena relacionada con lo que se narrará a continuación. Algunos son divertidos, otros son más tétricos... pero todos son geniales. Tengo muchas ganas de leer el tercero, que en la tienda lo he visto, porque la cosa se vuelve muy interesante al final y quiero saber más.

Lo mejor: El dinamismo y la evolución de los personajes.
Lo peor: Un poco de contraste en los personajes, a veces muy maduros y otras muy infantiles.


"El guante, que estaba forjado con una combinación de todas las fuerzas elementales, era un arma creada con un único propósito: arrancar a un makaris la habilidad de controlar el caos. El makaris, en vez de controlar el vacío, sería destruido por él. Cualquier mago podía usar el guantelete, pero hacía falta el corazón vivo de una criatura del caos para darle poder."

OTROS TÍTULOS

 

#1. La prueba de hierro (reseña)
#3. La llave de bronce
#4. The Silver Mask
#5. The Enemy of Death


NOTA


4,75/5
El Alkahest ha sido robado


1 comentario:

  1. Holiii
    me paso rápido porque no he leído el anterior, pero me alegra que los estés disfrutando tanto ^^
    un beso!

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos Devoradores! Muchísimas gracias por leerme y querer comentar. Todas vuestras opiniones son bien recibidas, pero os pido que no insultéis, no hagáis SPAM y lo más importante: ¡sed vosotros!