Últimas reseñas


miércoles, 26 de octubre de 2016

Debate: LGTB como etiqueta

¡Buenas tardes Devoradores!

Bueno, esta entrada va a ser un poco diferente a otras que suelo publicar. Me explico: hace un par de semanas fue la presentación de Títeres de la Magia en Bilbao, celebración a la que no dudé en ir. Durante la charla, salió el tema de si el libro debería ser catalogado como LGTB, a lo que Iria dio una respuesta que realmente me dio mucho que pensar. Por ello, voy a exponer esa idea que tanto me marcó. También aprovecho para dejaros la foto de vuestro Devorador con las dos autoras, las cuales nos hicieron pasar un buen rato (también se ve la tarta a por la que Iria no dudó en lanzarse jajajaja).


¡COMENZAMOS EL DEBATE!


Realmente no va a ser debate entre varios, si no que os expondré la idea que expuso Iria y cómo lo veo yo. No sé si daré igual algún matiz que ella realmente no dijo, ya que estoy tirando de memoria para esta entrada. Pero su idea es esta: Un libro, sea de la temática que sea, no debería clasificarse por la sexualidad de sus personajes. En ningún momento un libro, cuyo protagonista es hetero, hay una etiqueta recalcando esto. Por ello, si un libro tiene un personaje no hetero, no debería por ello tener la etiqueta LGTB. Que lo pongamos indica que el asunto de la sexualidad sigue siendo un tema no normalizado.

Principalmente, este era el tema sobre el que giró la conversación. Aunque el hecho de que un libro sea clasificado como LGTB atrae a gente identificada o atraída por ello, también habrá personas que tenían dudas de leerlo por la historia y, tras ver la etiqueta, se echen para atrás por no estar interesadas en este tipo de personajes. Por ello, no debería usarse como una etiqueta, ya que no sirve para vender ni clasifica un tipo de trama.

Y, tras oír su explicación, realmente me di cuenta de que tiene mucha razón. Algo que dijo que me gustó fue que el hecho de tener que hacer esta pregunta significaba que el asunto de la sexualidad fuera de la heterosexualidad seguía siendo un tema que no estaba normalizado. Cuando no hiciese falta sacar estos temas, en ese momento sería cuando ya lo estaría.

Respecto a mí, se ganó todo mi respeto. Fue muy clara al decir que, pese a que la sociedad dice ser abierta, todos los casos de palizas por homofobia decían lo contrario. Cuando todas las polémicas por temas relacionados con la sexualidad de cada uno desapareciesen, realmente pasaría a ser algo normal para todos.

Pensadlo. ¿Alguna vez habéis leído un libro y lo habéis catalogado como... no sé... hetero? ¿A que no? Entonces, ¿por qué tenemos que hacerlo cuando en la trama algún protagonista pertenece al colectivo LGTB? ¿No estaríamos menospreciando el verdadero significado de "género literario"? Porque, que yo sepa, los adjetivos como épico, de fantasía, romántico... no tienen nada que ver con el tema LGTB. Unos son géneros relacionados con el tipo de historia y lo otro con la sexualidad. 

Sinceramente, aunque seguiré poniendo LGTB en las fichas técnicas para que la gente lo sepa, no creo que sea realmente una etiqueta para definir un género literario. Es una idea principal que me ha quedado después de oír la opinión de esta bellísima persona, que junto a su amor de compañera nos hicieron pasar una tarde increíble y que espero poder volver a ver pronto.

Y creo que esto es todo por hoy. Espero que este debate / exposición os haya gustado. Ahora, para que sea un verdadero debate, quiero que me deis vuestra opinión. ¿Qué os ha parecido la lógica de Iria? ¿La compartís? ¿Os ha hecho reflexionar? No lo dudéis y dejadme vuestra opinión en los comentarios.

Para los interesados, os dejo a continuación las reseñas de Sueños de Piedra y Títeres de la Magia (pinchad en la imagen):

 

Y esto es todo por hoy. ¡Nos vemos el próximo día!



5 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo. No puedes catalogar el género literario de un libro por la sexualidad de sus personajes. Si toda la trama gira eh torno a eso será romance o si se sube de tono será erótico.
    LGTB no es un género literario.
    Incluso deberías dejar de poner la etiqueta en las recomendaciones, así viene alguna persona reacia a leer historias con parejas igualitarias (por ejemplo) y termina descubriendo que no es el cuco que le habían contado ni la depravación que se había imaginado, ¡y hasta resulta que me gusta!
    Hay que dejar las etiquetas de lado, lo importante es que sea literatura de calidad y se disfrute.
    Comparto tu entrada, a ver quién más se suma al debate.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante :) Mi hermana (la autora de Only one step), comentó algo parecido en una entrevista que la hicieron. La preguntaron que qué opinaba sobre la etiqueta de LGBT en la literatura y dijo que no le gustaba, pero que de momento la veía necesaria, pero que tenía esperanza de que en unos años estos libros se puedan catalogar simplemente como género romance, new adult, o lo que sea. Pero sí es cierto que de momento, al ser un tipo de historias que están empezando a publicarse ahora, sea necesario etiquetarlas, pero supongo que en un tiempo habrá muchos más libros que traten la diversidad sexual, se normalice, y no haga falta recalcar que los personajes son LGBT.

    ¡Me gustó la entrada! :D
    Un beso enorme <3

    ResponderEliminar
  3. Y estoy realmente de acuerdo contigo. Las etiquetas mientras las sigamos poniendo no avanzamos y seguimos predisponiendo a nuestro subconsciente a lo demás. Estamos en un momento que se supone que ya somos mas maduros para hacer pero me parece que no hemos los pasos correctos.
    Gran entrada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola.

    Pues te digo que te tengo mucha envidia que son unas de mis autoras favoritas!! Que tarta con tan buena pinta *-*
    La verdad es que me has dado mucho que pensar, es increíble como en esta sociedad aún tengamos que estar de esta manera. El mejor ejemplo es Títeres de la magia, es un libro de aventuras y fantasía, no LGTB, que en él nos encontramos una relación homosexual no quita que sea fantasía y aventuras, tienes toda la razón. El caso es que a sueños de piedra no decimos que es de romántica hetero, porque también hay fantasía, magia, aventuras. Yo estoy con la autora, creo que no debería de ponerse etiqueta cuando haya una relación homosexual, creo que así la sociedad se conciencia de que es algo normal y no se debería de etiquetar así, debería de verse como cuando nos encontramos una relación hetero.
    Increíble la entrada, me ha encantado y la verdad es que da mucho que pensar.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  5. Una reflexión muy interesante, gracias por compartirla con nosotros.

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos Devoradores! Muchísimas gracias por leerme y querer comentar. Todas vuestras opiniones son bien recibidas, pero os pido que no insultéis, no hagáis SPAM y lo más importante: ¡sed vosotros!