Últimas reseñas


lunes, 23 de marzo de 2015

Soy el Número Cuatro ~ Pittacus Lore

Título: Soy el Número Cuatro.
Título original: I Am Number Four
Saga: Legados de Lorien (1)
Autor: Pittacus Lore
Traducción: Olga Martín
Editorial: Molino
Género: Ficción
Páginas: 544
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-27200-70-8



Tenemos el mismo aspecto que vosotros. Hablamos igual que vosotros. Vivimos entre vosotros. Pero no somos como vosotros. Podemos hacer cosas que sólo podéis imaginar. Tenemos poderes con los que sólo podéis soñar. Somos más fuertes y rápidos. Somos los superhéroes a los que admiráis en las películas y cómics... pero nosotros existimos de verdad. Nuestro plan era crecer y fortalecernos para enfrentarnos unidos a ellos. Pero ellos nos encontraron antes y empezaron a cazarnos. Ahora, todos vivimos huyendo, entre las sombras, en lugares donde nadie nos buscaría, mimetizádonos. Hemos vivido entre vosotros sin que lo supierais. 


Atraparon al Número Uno en Malasia.
Al Número Dos en Inglaterra.
Al Número Tres en Kenia.
Los mataron a todos.
Yo soy el Número Cuatro. 
Soy el próximo.

Con estas palabras comienza la historia. Desde pequeño, Cuatro ha huido con su cêpan Henry de los mogadorianos, una raza alienígena enemiga de su planeta que pretende matar a los diez niños enviados desde Lorien a la Tierra. La siguiente parada es Paradise, donde ambos comienzan una nueva vida. Con el nombre de John Smith, Cuatro empieza al instituto como un adolescente normal mientras espera a que sus legados, o poderes, aparezcan y pueda entrenarse para luchar contra los mogs. Sin embargo, conoce a Sarah, una estudiante amante de la fotografía, que hace que John baje la guardia y piense que por fin está a salvo.



Esta historia en un principio la leí por el hecho de que tenia película y en estos momentos no me arrepiento de haberlo hecho. A lo largo de la historia, iremos conociendo más sobre Lorien y sus habitantes gracias a John y a las cosas que le explica Henry. Casi desde el principio, Cuatro tendrá el nombre de John y lo mantendrá, aunque explican que no ha sido su único nombre.

En tema de personajes, John es un joven que siempre ha vivido alerta, que no le gusta socializar y que suele obedecer siempre las órdenes de Henry. Sin embargo, el comienzo en Paradise viene acompañado de su desarrollo hormonal, lo que no se lo pondrá fácil. Henry, por su parte, hace lo imposible para proteger a John, que es su misión, llegando a extremos de hacker profesional. Juntos buscan noticias o mensajes de los otros jóvenes, aunque teniendo cuidado de las trampas de los mogadorianos (o mogs). Dentro del contexto de Paradise, conoceremos a Sarah, una chica muy inteligente, amante de la fotografia y la novia de uno de los jugadores estrella del instituto. Tambien conoceremos a Sam, un joven rarito y debilucho que cree en las conspiraciones alienígenas y cuyo padre desapareció en extrañas circunstancias. 

Es una historia dinámica, original por el tema de los alienígenas aunque la historia de amor es muy corriente (al menos en esta primera entrega). Iremos viendo la evolución tanto física como emocional de John y el despertar de sus legados. Presenta un lenguaje juvenil, propio de este tipo de libros, así como palabras del vocabulario de Lorien, como cêpan ("protector").

Un aspecto que me llamó la atención es el supuesto nombre del autor, el cual es el nombre de uno de los ciudadanos importantes de Lorien. Se trata de un seudónimo que esconde a James Frey y Jobie Hughes, autores de la historia. Entre los libros, encontramos pequeños relatos llamados Los Archivos Perdidos, donde encontramos las historias de los otros niños.




#2. El Poder de seis
#3. El Ascenso de Nueve
#4. La Caída de Cinco
#5. La Venganza de Siete
#6. El Destino de Diez (sin portada oficial)



4.75/5
Disfrutarás leyéndolo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Bienvenidos Devoradores! Muchísimas gracias por leerme y querer comentar. Todas vuestras opiniones son bien recibidas, pero os pido que no insultéis, no hagáis SPAM y lo más importante: ¡sed vosotros!